USO DE MELAZAS EN ALIMENTACIÓN ANIMAL

 

Las Melazas en los piensos
 

Métodos de empleo

 



 

 

MÉTODOS DE EMPLEO

 



Las melazas pueden administrarse en forma líquida, tanto en el campo como en los establos, en artesas mezclada con piensos simples o extendiéndola sobre el forraje



Lamedero de melaza para consumo directo
 


Incorporación directa al forraje

 


Sin embargo la forma más frecuente del uso de melazas es mezclarla con otros ingredientes en forma de piensos compuestos, especialmente si éste es granulado o como parte de raciones unifeed en carros mezcladores.

En Europa es muy normal que el pienso granulado para la alimentación del ganado vacuno contenga un 12% de melaza, mientras que si es para ganado porcino su contenido en melaza llega a ser de hasta un 8%. Si bien en un principio la utilización de melazas era para ganado vacuno, actualmente éstas también entran a formar parte de los piensos con que se alimentan caballos, cerdos, corderos, aves y conejos.

Otro de los empleos que tiene la melaza es como aditivo a los ensilados, puesto que su alto contenido en azúcares permite unas fermentaciones que eliminan la presencia de bacterias no deseadas en el ensilado, evitando pérdidas en éste y además mejoran el sabor y el valor nutritivo.

La cantidad de melaza a administrar a los animales ha sido objeto de numerosas y constantes investigaciones, y ha habido un aumento progresivo de esas cantidades como consecuencia del mayor conocimiento que se tiene al respecto. Estas son algunas cifras orientativas de las cantidades que se pueden administrar a diversos grupos de animales:

 

 

Ganado vacuno de carne

10-15

Ganado vacuno de leche

    5-10

Ganado ovino y caprino

    5-10

Ganado porcino

2,5-8

Ganado equino

     5-10

Aves

2,5-5

 

 

En el caso concreto del ganado vacuno lechero las raciones formuladas incluyen en ocasiones niveles de inclusión de melaza superiores al 15%, dependiendo de las limitaciones señaladas en los párrafos anteriores. No debe superarse el nivel del 20% porque entonces el valor energético de las melazas relativo a los cereales puede decrecer.

 

Incorporación de melaza a un carro mezclador. Normalmente estos carros suelen tener una instalación fija de melaza, pudiendo dosificarse bien con contadores, o bien con la propia báscula del carro.

 


Las melazas pueden incluirse en raciones para ganado ovino en proporciones similares a las usadas en raciones para vacuno de leche. Además los carbohidratos de las melazas pueden servir para el mantenimiento de la salud durante la estación de paridera.

Para ganado porcino se suele emplear melaza en las proporciones que se indican a continuación:

            Piensos para lechones - 2,5%
            Piensos para cebo - 8,0%
            Piensos para cerdas - 10,0%

Hay que tener en cuenta el efecto laxante de las melazas debido a su riqueza en K, de ahí que para obtener los mejores resultados deben ser introducidas de forma gradual en las raciones alimenticias.

Desde un punto de vista energético en el siguiente cuadro se indican los valores que tiene la melaza en Kcal/Kg de melaza:

 

 

UFl
0,68
0,80
UFc
0,68
0,82
ENl
1.220
1.386
ENm
1.260
1.393
ENc
780
926
EM
2.380
2.540
EN
1.620
1.710

broilers/poned

2.040
2.150

 


Quienes somos