RECOMENDACIONES DE MANEJO DE LA MELAZA

 

Utilización de la melaza en la fabricación de piensos compuestos

 

 

Inclusión y mezcla de melazas

 

 

Manejo de la Melaza

 

 

Sistema de incorporación de la melaza

 

 

Filtrado

 

 

Acondicionamiento del pienso, ventajas para la incorporación de la melaza

 

 

Viscosidad y preparación de la melaza

 

 

Absorción de la melaza

 

 

Recomendaciones generales

 

 

 

RECOMENDACIONES GENERALES

 

COMEL cuenta con un equipo de asesores de fábricas de pienso en toda España que ofrece un servicio personalizado en relación al almacenamiento, manipulación e incorporación de melazas. Hemos intentado recopilar de los números anteriores, las recomendaciones mas importantes, que permitirán conseguir un porcentaje óptimo de adición de melaza.

 

 

Hay que tener en cuenta que, muchas veces, el poder añadir mayor cantidad de melaza no depende de la incorporación de maquinaria mas moderna, sino simplemente del correcto funcionamiento de la que se dispone. Estos pequeñas variaciones han supuesto a un buen número de fábricas una considerable reducción de los costes de fabricación.

 

 

 

TANQUES

 

Los tanques de almacenaje de hasta 60 toneladas deben:

 

Ser verticales y cilíndricos:

 

Estar instalados sobre patas o zócalos.

 

Tener un fondo cóncavo en su interior y un techo abovedado.

 

Tener una salida central de 100 mm y una válvula.

 

Estar termo aislados.

 

Tener un indicador de contenido.

 

Tener al menos un conducto de ventilación de 100 mm.

 

Tener una boca de inspección adecuada.

 

Tener un equipo de limpieza y vaciado.

 

Tener un serpentín calentador de agua caliente.

 

Tener una tubería de llenado de 100 mm en la parte superior.

 

Tener un indicador de temperatura.

 

En caso de ser posible, los tanques de almacenaje deben situarse en el interior de los edificios, o al menos, protegidos de corrientes de aire frío.

 

 

 

TANQUES DE SERVICIO

 

Los tanques de servicio deben:

 

Tener una capacidad igual a 4 horas de producción.

 

Calentarse con un serpentín de agua caliente.

 

Estar totalmente bajo cubierto y debidamente termo aislados.

 

Tener controles para mantener constante el nivel de melaza.

 

Tener un indicador de la temperatura.

 

Ser capaces de controlar la temperatura de la melaza a 40º C.

 

Tener un equipo de limpieza y vaciado.

 

Ser accesibles para su mantenimiento y observación.

 

Tener una tubería de alimentación de 100 mm en la parte superior.

 

 

 

TUBERÍAS

 

Las tuberías de las líneas de producción deben ser:

 

De 100 mm de diámetro para llenar los tanques.

 

De 100 mm de diámetro para conectar distintos tanques.

 

De 100 mm de diámetro entre el tanque y la bomba principal de transferencia.

 

De 100 mm de diámetro en cualquier sistema de canalización circular.

 

De 100 mm de diámetro entre las bombas principales y los tanques de servicio.

 

De 100 mm de diámetro entre los tanques de servicio y las bombas dosificadoras.

 

De 50 mm de diámetro entre las bombas dosificadoras y las mezcladoras, las melazadoras y los acondicionadores de las prensas.

 

Sin empalmes múltiples y con los mínimos cambios de diámetro posibles.

 

La melaza no puede ser “aspirada”. Se necesitan tuberías cortas que introduzcan la melaza en la bomba por anegación.

 

Evitar en lo posible los cambios de diámetro en las tuberías.

 

Nunca deben utilizarse filtros en forma de `Y´ en las tuberías de entrada o salida.

 

Una tubería de 25 mm de diámetro produce una restricción del flujo 16 veces superior a la que produce una tubería de 50 mm de diámetro

 

 

 

CALENTAMIENTO DE LA MELAZA

 

La viscosidad de la melaza se reduce en un 50% al aumentar 5º C la temperatura.

 

El medio calefactor debe ser agua caliente a una temperatura máximo de 60º C.

 

El mejor método de calentamiento consiste en un serpentín de 50 mm de diámetro en el tanque y una bomba de agua caliente para hacerla circular.

 

La temperatura de la melaza debe controlarse termo- estáticamente a 40º C como máximo.

 

El calentamiento con vapor, incluso a presiones muy bajas, puede crear temperaturas de hasta 116º C en la melaza.

 

La temperatura de 116º C produce caramelización de la melaza, reduciendo su valor en los piensos y creando problemas de producción.

 

Los tanques y las tuberías deben estar aislados térmicamente para conservar el calor y mantener una viscosidad constante, con objeto de obtener el máximo potencial de absorción.

 

 

 

BOMBAS

 

Utilizar bombas de desplazamiento positivo, baja velocidad y alimentación por anegación con válvula de seguridad integrada. Las más eficaces son las siguientes:

 

LÓBULO ROTATIVO

 

ENGRANAJES

 

ESTATOR/ROTOR

 

ASPAS DESLIZANTES

 

PERISTÁLTICA

 

Las especificaciones de la bomba deben corresponderse con la aplicación y la viscosidad de la melaza.

 

La velocidad de las bombas de melaza debe oscilar entre 100 y 300 rpm.

 

Las bombas dosificadoras de velocidad variable deben tener un conmutador de baja velocidad para cuando se desee añadir un porcentaje menor de melaza.

 

Las bombas de melaza deben tener una válvula integrada de escape de presión.

 

 

 

CONTADORES

 

Son fundamentales, ya que hay que tener en cuenta es que cada tonelada de melaza infrautilizada equivale a una tonelada de pienso vendido al precio de una tonelada de melaza.

 

 

En la práctica, los únicos contadores recomendados para las melazas son los electromagnéticos:

 

Su precisión es extrema.

 

No requieren protección con filtros, dado que no contienen componentes móviles.

 

Pueden conectarse fácilmente a los sistemas de control automático de las prensas de granulado y a los sistemas informatizados de la fábrica.

 

Existen modelos para una gran variedad de tamaños de tubería.

 

No requieren limpieza ni mantenimiento.

 

 

 

INSTRUMENTACIÓN

 

En la fábrica, la melaza está contenida en tanques y tuberías y el líquido rara vez queda a la vista. Para conocer lo que está sucediendo, son esenciales los siguientes instrumentos.

 

Indicador de contenido en cada tanque.

 

Indicador de temperatura en cada tanque.

 

Indicador de presión en la cara de presión de cada bomba principal y de cada sistema de canalización circular.

 

Contadores en la cara de presión de cada bomba dosificadora.

 

Sistema de alarma cuando se supera un determinado nivel o interrupción automática del llenado de los tanques para evitar su rebosamiento.

 

Nunca deben utilizarse válvulas complejas de control del flujo para ajustar la velocidad del flujo de melaza. Son preferibles las bombas dosificadoras de velocidad variable.

 

Verificar los niveles de utilización revisando todas las semanas los registros informatizados de existencias con el resultado de las comprobaciones físicas.

 

 

 

MANEJO

 

No debe intentarse aumentar el nivel de humedad de la melaza, ya que podrían producirse problemas en la producción. Con las altas temperaturas del verano, puede producirse fermentación. El mayor nivel de humedad en la melaza añadida a la harina reduce la posibilidad de aumentar la temperatura de la harina mediante la aplicación de vapor en el acondicionador de la prensa.

 

 

Nuestro servicio técnico, de forma gratuita, esta a su disposición para cualquier duda que tengan, bien mediante consulta telefónica o visita a la fábrica o explotación.

 

 

 
Quienes somos